Azúcar y niños

La combinación azúcar y niños siempre es complicada para los papás. Es una realidad que a la mayoría de niños les encanta el azúcar, pero al mismo tiempo los padres saben que deben evitar un consumo excesivo de alimentos dulces.

Antiguamente los papás evitaban que sus hijos comieran alimentos azucarados como caramelos y pasteles, pero en la actualidad el azúcar es un ingrediente muy utilizado en una gran cantidad de alimentos, alimentos de los cuales no sospecharíamos.

Este azúcar “oculto” es el causante de que estemos consumiendo azúcar en exceso sin darnos cuenta. Por eso es importante conocer que alimentos contienen demasiado azúcar.

Alimentos con exceso de azúcar y niños

Además de los alimentos dulces, los cuales es obvio que contienen grandes cantidades de azúcar, hay muchos alimentos que debemos evitar. Es el caso de los alimentos preparados como las sopas de sobre, las ensaladillas, las pizzas congeladas, así como las salsas. Este tipo de alimentos aunque no lo parezca, contienen entre sus ingredientes azúcar, de manera que a lo largo del día estaremos añadiendo más y más azúcar a la alimentación de los niños.

Cómo reducir el consumo de azúcar en los niños

A lo largo del día los niños toman varias comidas “dulces”, es el caso del desayuno, el almuerzo del recreo y la merienda. Sí por ejemplo a los niños les damos en el desayuno, unas cuantas galletas, luego para llevar en el almuerzo un sandwich de nocilla con un zumo de caja y en la merienda un postre industrial,por ejemplo unas natillas, los estaremos alimentando con unas cantidades excesivas de azúcar. Es evidente que el ritmo de la vida actual nos lleva a comprar alimentos que nos parecen rápidos y cómodos, pero debemos buscar alternativas que también sean rápidas pero mucho más saludables.

Desayunos para niños sin azúcar

En el desayuno tenemos varias alternativas, para los más clásicos, podemos encontrar cereales sin azúcar como los de Esgir, los cuales podemos combinar con diferentes tipos de leche. Otra opción es tomar un yogur natural con trocitos de frutas. Recordad que las leches o yogures que compréis sean sin azúcares añadidos. Un desayuno salado también es una buena opción, una tortilla francesa seguro que encantará a los niños.

Almuerzos y meriendas para niños sin azúcar

Aquí tenemos muchas opciones, si sois de sandwiches o bocadillos, intentad que el relleno sea lo más saludable posible. Por ejemplo, atún con aceitunas, hummus, tomate y queso fresco… Una ensalada de frutas o frutas fáciles de pelar como plátanos o mandarinas también es una buena idea, así como un puñado de frutos secos llenarán a los niños de la energía que necesitan.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *