Recetas sin gluten, sardina rebozada con Crunchy Crumbs ajo y perejil, Esgir

Recetas sin gluten para esta primavera

Ya ha terminado la Semana Santa, pero cómo aún tenemos la mente en ella, no nos olvidamos de sus deliciosos platos y sobre todo si son recetas sin gluten.

Cómo ya os comentamos hace poco, los platos de la Semana Santa además de deliciosos, vienen marcados por la tradición y lo mejor, es que podemos adaptarlos como recetas sin gluten.

Debido a la antigua prohibición de comer carne durante la Semana Santa, la mayoría de recetas tienen como sustituto al pescado. Y uno de los pescados más simbólicos es la sardina. Esta protagoniza uno de los eventos más curiosos de la primavera, el Entierro de la Sardina.

Esta pintoresca fiesta marca el fin del Carnaval y el comienzo de la Cuaresma, es decir el Miércoles de Ceniza, y era cuando se comenzaba con la gastronomía típica de la Semana Santa.

Aunque los orígenes del Entierro de la Sardina son difusos, una de las versiones más aceptadas tiene lugar en Madrid durante el reinado de Carlos III. Al parecer el rey quiso celebrar el final de los Carnavales y ordenó traer un gran cargamento de sardinas. Debido al lento transporte de la época y al calor inusual de aquellos días, las sardinas llegaron en mal estado y este, decidió enterrarlas en la Casa de Campo. Fue entonces cuando surgió esta llamativa tradición del Entierro de la Sardina.

Cómo es evidente, la sardina pasó a ser uno de los ingredientes estrella de los platos de Semana Santa. Muy saludable y nutritiva, y fuente de Omega 3, la sardina no puede faltar en nuestra dieta. Por eso, si estás buscando una receta sin gluten, sencilla y riquísima, te recomendamos Sardinas rebozadas en Crunchy Crumbs Ajo y Perejil.

Sardinas rebozadas en Crunchy Crumbs Ajo y Perejil

Preparación:

Para elaborar esta receta sin gluten, necesitaremos que las sardinas estén limpias. Es decir, sin cabeza, cortadas por la mitad y sin tripas ni espina central. Podemos hacerlo nosotros mismos, o si lo preferimos, podemos pedir en la pescadería que nos faciliten este paso.

Una vez tengamos las sardinas limpias, retiramos la humedad con papel absorbente y las salamos. Ya podemos comenzar con el rebozado de Crunchy Crumbs. Para ello primero impregnaremos las sardinas en el huevo batido y después las cubriremos con Crunchy Crumbs Ajo y Perejil. Las freímos en aceite vegetal a 180º, y ya podremos disfrutar de una estupenda receta sin gluten.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *